La madrina…el brazo derecho de la novia

Será desde luego todo un honor y una responsabilidad a cumplir dado que son también una parte muy importante en cualquier boda. Las madrinas estarán pendientes de todo lo que quiera hacer o deshacer la novia.

madrina de boda

Serán un consuelo si se estresa, su presencia una ayuda incondicional desde lo que viene a ser la planificación del evento. Podrán estar cerca de la novia días antes incluso para ayudar a elegir el mejor atuendo, serán como una especie de hadas madrinas, tendrán que ver por los ojos de la novia en caso la novia esté centrada en otras cosas dado que los preparativos se hacen con bastante antelación, ayudarán a planificar y organizar la despedida de soltera, dándose las licencias que ella crea conveniente siempre que considere que a la novia le sienta bien, algo sin duda fácil de intuir dado que la madrina elegida deberá ser de absoluta confianza de la novia. Ayudará a gestionar todo lo concerniente a los regalos que irá recibiendo la novia. Y es que en este caso la novia necesitará una mano derecha en todo para evitar tener que cargar con el peso más grande de la boda, respecto a citas, invitaciones, proveedores, ayudará en las tareas que la novia le asigne teniendo en cuenta que hay aspectos que solo corresponden a los novios.

Tendrá la misión de ir ubicando a los invitados en el momento que van haciendo su ingreso el día que tiene lugar la ceremonia, así como también en el momento de la recepción, ofreciéndose a que todos los asistentes puedan implantar su firma en el libro de firmas designado para la boda. Será, sin duda aquella persona capaz de mantener una actitud alegre a lo largo de la recepción, animando a los invitados que comiencen a dar los primeros pasos de baile o en caso contrario saliendo ella junto con alguien de confianza a bailar, mostrando de esa forma la iniciativa ya que deberá ser un día inolvidable.

Ayudará a la novia con el velo, también con la cola, inclusive para prevenir cualquier percance camino al baño, en este caso también podrá estar presente la madrina. Su trabajo en suma consistirá en brindar todo su apoyo, en transmitir ánimos a la novia si acaso la nota nerviosa o si la ve que está estresándose en la antesala de la boda. Por eso es de suma importancia saber bien a quien se va a elegir para esta responsabilidad. Y es que al margen de ser una designación fraternal y cariñosa, todo un detalle por parte de los novios que se van en breve a casar la madrina tendrá que estar a la altura para no fallar en ningún caso en los puntos de vista asignados que por protocolo deba de cumplir pero sin perder de vista que se trata de un personaje que tendrá toda la disposición del mundo para convertirse ese día en especial en el brazo derecho de la mujer que se va a casar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *